Noticias y Precio real del dolar paralelo hoy en Venezuela

Barclays: Gobierno no tendrá el capital político en el 2016

Administrador | 12:13:00 |

Venezuela enfrentará una fuerte crisis económica en el 2016, agravada además de la política tras los resultados de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, dijo la banca de inversión Barclays en un informe. Agregó que las autoridades venezolanas no están dispuestas a hacer reformas necesarias 
antes de la convocatoria electoral.

Según Barclays la oposición podría salir triunfante de los comicios y podría tener una mayoría simple en la Asamblea Nacional. Estos sectores políticos tratarán de iniciar los mecanismos en la Constitución venezolana para sacar del poder al presidente Nicolás Maduro. Por desgracia, en este escenario, Barclays no cree que se pueda descartar salidas no constitucionales que podrían aumentar aún más la incertidumbre en Venezuela. 

Con la oposición en el control de la Asamblea Nacional, el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, podría perder poder y el control de las instituciones e incluso el apoyo de la población.

Refiere Barclays que los problemas políticos y económicos del presidente Maduro comenzaron antes de la caída de los precios del petróleo en septiembre
 de 2014.


“La reacción de la política económica del Gobierno ha hecho que sea más doloroso el ajuste de los precios para los más pobres. El ejecutivo nacional se enfrenta al peor de los mundos: Una fuerte apreciación real del tipo de cambio fiscal, y a una fuerte depreciación del sector privado por el tipo de cambio”, dice la firma. Cree Barclays que el gobierno venezolano ha perdido el control del sistema de tipo de cambio y precios que ha distorsionado la economía.  

“Las autoridades parecen estar dispuestas a regresar las reservas de oro al mercado internacional y utilizarlos en caso de que hayan intercambios operativos”, señaló Barclays.

Barclays asegura que Pdvsa probablemente será capaz de pagar sus deudas hasta el primer trimestre de 2016, con la amortización del bono VE16. En ausencia de reformas estructurales, más pagos dependerán del precio del petróleo y de la capacidad de China para mantenerla y aumentar el nivel de exposición de Venezuela.

“El tiempo pasa y las distorsiones económicas están aumentando, sin embargo, el Gobierno no se ha pronunciado, y esperamos que no actúe hasta la elección de la Asamblea Nacional el próximo 6 de diciembre. Si el Presidente Maduro pierde esas elecciones y tiene niveles de popularidad por debajo
 del 30%, ¿será capaz para hacer las reformas estructurales? Creemos que no va a tener el capital político para hacer las reformas necesarias”, agregó.

El problema está en el modelo económico

Reitera Barclays que los problemas políticos y económicos de Maduro comenzaron antes de la caída de los precios del petróleo en septiembre de 2014.

De acuerdo con los últimos datos disponibles del Banco Central de Venezuela, en los primeros nueve meses de 2014, la economía se contrajo un 4,0% en comparación con el mismo período de 2013, con un precio promedio del petróleo de 108 dólares el barril.

El problema de la inflación comenzó en 2013, debido a los excesos cometidos durante la campaña presidencial en 2012, cuando un aumento significativo en el gasto fiscal se financió principalmente con la monetización del Banco Central.

Señala la banca de inversión que el aumento de la liquidez también ha ejercido presión sobre el tipo de cambio por la ampliación de la brecha entre las tasas oficiales y las paralelas del mercado.

Por supuesto, que el descenso de los precios del petróleo ha exacerbado las distorsiones en la economía, pero la reacción política ha hecho el ajuste más doloroso para los venezolanos, especialmente para el más pobre.

En los primeros cinco meses del 2015, las autoridades vendieron  solo 50.3 millones de dólares por día al sector privado, una reducción de 58,2 por ciento de los 120,3 millones de dólares por día que se vendieron en el mismo período el año pasado (mayo de 2015, que se vendió $ 38 millones, 73.4% menos que los $143 millones vendidos en mayo 2014).

A pesar de que la tasa Simadi es cuatro veces mayor que la tasa Sicad II, tienen en cuenta que la proporción de dólares vendidos a través de Simadi 
ha disminuido considerablemente en comparación con Sicad II. El Gobierno está vendiendo dólares a un cambio medio ponderado más fuerte.

Asimismo Barclays explica que la apreciación de la tasa fiscal nominal, con una inflación que podría pasar fácilmente de tres dígitos, se está ampliando con el déficit fiscal y el aumento de la necesidad de la monetización.

Quedarse sin activos líquidos; y más dependencia de China

Barclays sigue confiando en que Venezuela tenga voluntad y capacidad para pagar las deudas de PDVSA adquiridas este 2015, pero están preocupados por el 2016. Creen que el Gobierno será capaz de recaudar $16,2 millones. Por eso, esperan $10 millones de China ($5 millones como una reedición del tramo B del acuerdo de corto plazo y un nuevo préstamo $5 millones a PDVSA), $ 2,5 millones de Citgo, $1,9 millones de República Dominicana, y $1.8 millones de Jamaica.

Considera Barclays, que el Banco Central fue capaz de aumentar la liquidez de sus reservas con una operación de swap de oro de $1,5 millones que vendió a $ 0,4 millones de su posición en  Derechos Especiales de Giro (DEG).

“Además de las medidas adoptadas para generar efectivo (liquidación de activos) y contener el deterioro del flujo de caja (restricciones), se prevé que PDVSA disponga de dinero en efectivo para hacer los pagos de la deuda a finales de octubre y comienzos de noviembre ($ 2,1 millones de un tercio)”. Barclays cree que la estatal petrolera ha salvado más de 2 millones de dólares.

Con esta estrategia, Venezuela probablemente será capaz de pagar sus obligaciones hasta el primer trimestre de 2016, con la amortización de $ 1,5 millones. A falta de reformas estructurales, más pagos dependerán del precio del petróleo y la capacidad de China para mantener y aumentar el nivel de exposición a Venezuela.

Hasta ahora, los acuerdos de Venezuela y China incluyen:

-Los acuerdos a corto plazo por $ 4-5 millones, pagado diariamente con petróleo. Venezuela ha firmado tres tramos (A, B y C) de los acuerdos
 a corto plazo.
-El gran acuerdo de volumen de $ 20 millones, amortizable a diario en 10 años.

China ha desembolsado $45 millones a Venezuela, pero ya han pagado $30,7 millones y siguen debiendo $ 19,2 millones al país asiático, desde finales 
de 2014.

Hasta el momento, China tiene renovados todos los acuerdos a corto plazo (tramos A, B y C). La pregunta es si el nuevo convenio con PDVSA por $5 millones será considerado una renovación de los tramos, o es una nueva deuda.

En cualquiera de los casos, para finales de este año, Venezuela tiene pagado $ 10 millones del gran acuerdo de volumen, y es posible que esperen nuevos desembolsos procedentes de China en el orden de $ 10 millones para el próximo año (la renovación del acuerdo a corto plazo, tramo C, y algún
 tipo de renovación de gran volumen).

La liquidez de Venezuela debe mejorar en los próximos meses. Los ingresos por exportaciones de petróleo tienen un retraso de dos a tres meses para ser recibido por PDVSA y aproximadamente un mes para vender las divisas al Banco Central. Por lo tanto, el efecto del aumento de los precios del petróleo en los últimos meses debe comenzar a verse.

Además, China se supone desembolsará el préstamo del tramo B (USD5 millones) que se podría utilizar para prepagar el préstamo adeudado a Venezuela.Por primera vez, las empresas mixtas de la Faja del Orinoco han compensado la disminución en la producción de las zonas tradicionales de crudo liviano. Del Pino parece estar consolidando su liderazgo en PDVSA y ha sido capaz de controlar las operaciones aguas abajo.

Petrologistics ha reportado un ligero aumento en las exportaciones venezolanas netos de petróleo, con un aumento de las importaciones de crudo paramezclar el crudo de la Faja. Venezuela está importando crudo ligero para diluir el petróleo pesado de la Faja del Orinoco y la reexportación; es decir,el aumento de las importaciones de petróleo ligero deben ir acompañadas de mayor producción de petróleo en la faja del Orinoco.

En 2016, la crisis económica estará acompañada por política. En el frente político, la situación sigue siendo muy incierta. El riesgo de una explosión social parece estar contenida, pero siempre es un riesgo 
latente. La combinación de la escasez, la inflación y una profunda recesión marca un fuerte deterioro de la situación económica, que sigue tomando 
un peaje en el apoyo del gobierno.

Después de una pequeña recuperación en marzo-abril, la popularidad del presidente Maduro ha caído de nuevo alrededor del 25%, según Datanálisis.

Casi nueve de cada diez venezolanos (cinco de cada 10 chavistas) tienen una percepción negativa de la situación del país.

La encuesta de Datanálisis también sugiere que la oposición es probable que gane las elecciones parlamentarias. La intención de voto al final de mayo indica que el 56,2% de la población votará por candidatos de la oposición, contra el 29,8% para los candidatos del gobierno y el 14,0% para los independientes. Si sólo se tiene en cuenta los que están absolutamente seguros de que van a votar, la diferencia se reduce, pero sigue siendo de casi 17 puntos porcentuales (55,8% a favor de la oposición, el 39% a favor del gobierno, y apenas 5,2% para los independientes), los independientes prácticamente desaparecen, dejando una muy polarizada la sociedad.

Para Barclays no se espera una mejora en la situación económica, los votantes podían moverse a favor de los candidatos de la oposición. Sin embargo, el gobierno todavía puede depender de diferentes herramientas para generar fricción dentro de la oposición y desalentar participación de los votantes hacia la oposición, lo que podría ayudar a prevenir la obtención de una mayoría cualificada (dos tercios de los escaños).Se espera que las elecciones parlamentarias se realicen el próximo 6 de diciembre. En tal sentido, todavía creemos que aunque las encuestas sugieren que los chavistas van a perder las elecciones, sería demasiado costoso para el gobierno tratar de evitarlas.

Además, creemos que el Gobierno no hará nada en términos de estructura, reformas a partir de ahora hasta la fecha de las elecciones. Pero para un presidente débil, que se está convirtiendo más débil debido a la crisis económica, después de una posible derrota electoral, los márgenes de maniobra para implementar las reformas necesarias parecen ser más extendidos.

Informacióndinero.com.ve

Categoria: ,

Deja tu Comentario