Noticias y Precio real del dolar paralelo hoy en Venezuela
Hay algo más grande que la pobreza y es acostumbrarse a ella, hoy explicaremos “como hacer dinero”, como aprovechar todas las posibilidades que están a nuestro alrededor, hay múltiples temores que una persona progrese financieramente y consiga dinero

El temor que hay que tener es a la autopista recta, a que todo siempre este derecho; es el momento donde las personas se duermen. Asi mismo hay que tratar de depender de un Salario ya que te hace altamente vulnerable dado que si te despiden que va a pasar con tus fuentes de ingresos?.Otro punto importante es no tener un “propósito de vida”

La prioridad debe ser realizar algo bien que impacte a muchas personas y el dinero será solo una consecuencia de eso que estás haciendo bien, “impacta a millones y te llenaras de millones”

El Miedo es el papa de la zona de confort, la mayoría de los empleados no son ricos, ya que les importa mucho la estabilidad, la quincena esa goterita y eso tiene un precio y el que se paga es muy grande

Hábitos para hacer o ganar dinero:

1.- Buscar nuevas fuentes de ingreso
2.- Ojo con los consejos que nos dan para progresar financieramente de muchas personas (amigos y familiares) que no han tenido éxito del punto de vista financiero, ya que en muchos casos lo que hacen es perpetuar la condición de pobreza de toda la familia entera
3.- Cambia tu forma de ser, no haces nada con tener dinero pero tu corazón esta vacio
4.- Si tu pareja no te ayuda a volar que despeje la pista
Que hace una persona en crisis donde todos lloran” por ejemplo “vendale pañuelos” que quiero decir? Que hay que buscar las “necesidades por satisfacer” para aumentar el flujo de ventas de un producto determinado

Videos Importantes relacionados con este tema

Video 1

Video 2




Venezuela ha entrado en un ciclo de escasez, estancamiento e inflación  que según analistas solo puede ser frenado con un cambio de modelo, la inflación del país es la más alta del mundo, según el experto banchs le puso el nombre de escantanflacion, nos encontramos en una escasez desbordada, la población ya no habla de cuanto necesitan para vivir si no para sobrevivir, su testimonio es por una crisis negada del alto gobierno, donde explican que lo que hay es hambre!


De acuerdo con el economista banchs mientras los pobres resisten el maremoto financiero en largas filas para poder comprar los productos a precios regulados a bajos precios, la clase media le hace jaque mate a sus activos (joyas, dólares) para subsistir, es decir para comprar alimentos y medicina. Este gobierno ha dejado una profunda crisis y pasara un buen tiempo para superarla, ya que el que tenía una casa, carros entre otros, los ha tenido que vender y  su clase social dirigida a cada vez ser mas pobre, asi mismo el que tenia sus hijos en colegios privados se han tenido que movilizar a los colegios públicos ya que no les da la base a la población para mantenerse en la misma situación que se encontraban antes
El mercado inmobiliario de Venezuela se ha desplomado en los últimos meses, con una caída superior al 30% en los precios de las propiedades en dólares y mucho más pronunciada en bolívares, en medio de una profunda depresión económica y una hiperinflación que han pulverizado el valor real de todos los activos en moneda local, según datos del sector.

M
iles de familias arrastradas por el colapso de la economía, o que sueñan con marcharse y establecer en el extranjero son las principales víctimas de este derrumbe al que ni siquiera se le ve fin en el mediano plazo, según expertos y testimonios de afectados.
La más reciente información de los precios anunciados en los principales portales de compra venta de inmuebles revela que durante el último trimestre de 2016 hubo un aumento promedio en bolívares del Precio Unitario Promedio (PUP) general de la oferta pública de apartamentos por metro cuadrado de 45%, comparado con el trimestre anterior, hasta Bs 2.396.000 el metro cuadrado en Caracas.

Además, hacia fin de año se produjo un agudo salto sin precedentes de 150%, para cerrar el año en Bs 3.567.000 en diciembre, según datos del mercado recopilados en el último boletín trimestral de la Cámara Inmobiliaria Metropolitana de este 13 de febrero, disponible para suscriptores.
Son precios referenciales de ofertas públicas de vendedores. “En ningún caso la Cámara Inmobiliaria Metropolitana fija o regula el mercado ni convalida ningún precio especulativo”, aclara el informe.
Hay una gran incógnita por resolver en el mercado: falta saber si a estos precios se están vendiendo estas propiedades mientras hay un empobrecimiento general de la población, según operadores.
Un detallazo para los cazadores de ofertas, en dólares hay una caída real de los precios. Incluso la hay en bolívares reales, descontada la inflación.
“Además, los precios reales del mercado están muy por debajo de eso, están entre un 15 y 20% por debajo de lo que la gente pide por sus propiedades. Estas publicaciones son solamente un resumen de la oferta publicada”, explica Carlos Alberto González, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela.
El aumento promedio del metro cuadrado ofrecido en un año fue de 88%, si comparamos el promedio del último trimestre de 2015 con el último de 2016. Es una cifra baja, pues la inflación en el país superó el 500% en 2016, según cálculos de economistas independientes.
Solamente el salario mínimo nacional en el año subió más de 120%.
- Una casa en la arena -
Para los propietarios esto es una tragedia porque ven cómo merma su patrimonio en una economía sumida en la peor depresión de su historia y con una moneda local, el bolívar, que se arrastra por las alcantarillas.
Al precio promedio del dólar en el mercado paralelo (el único al que podría acceder alguien dentro de Venezuela, ya sea en divisas o en productos) el Precio Promedio Unitario al cierre de diciembre equivalía a unos $1.048 por metro cuadrado.

En octubre, los Bs 1.422.801 por metro cuadrado equivalían a $1.188 medidos al promedio mensual del dólar paralelo.

Es decir, pese al aumento del 150% en bolívares, en realidad en el trimestre hubo una caída de 12% ($140) medida en dólares en el Precio Unitario Promedio del Área Metropolitana de Caracas.

Eso significa que si alguien logró vender a finales de diciembre un apartamento de 100 metros cuadrados, a lo que lo ofreció, aunque hubiera sido en dólares, dejó de percibir unos $14.000 en la transacción, comparado con lo que hubiera conseguido uno o dos meses antes.

“Muy probablemente alguien que esté pidiendo digamos 100 millones, se transe por 80, u 85 millones”, señala González.

La cuenta es peor si se mide el promedio de trimestre contra trimestre. Nos da una panorámica más dramática del mercado y de la caída estacional en términos reales de los precios y de las expectativas de los vendedores.
Los Bs 2.396.000 por metro cuadrado que promediaron las ofertas de venta de apartamentos en el último trimestre equivalieron a $1.049 por metro cuadrado.
En el promedio del trimestre anterior, los Bs 1.648.942 por metro cuadrado equivalían a $1.619.
Esto significa por ejemplo que una familia no logró vender en el tercer trimestre sino en algún momento del último, encajó una pérdida real de 570 dólares por metro cuadrado.
Gráfico elaborado por Carlos Alberto González, para un presentación, dónde se muestran las caídas puntuales en los precios que siguen a cada devaluación del bolívar. “Ahora ese fenómeno de ha hecho constante”, señala el experto.
Las cuentas propias muestran que si se trataba de un apartamento de 100 metros cuadrados, el vendedor dejó de percibir 57.000 dólares que le hubieran servido, mucho, en sus planes de instalarse en otro país, o de comprar un apartamentico más pequeño en Margarita ya que los hijos se le fueron al exterior. Eso, suponiendo que haya tenido la suerte de recibir lo que pedía.
Pero en realidad estos precios tampoco son taxativos. Hay un sostenido aumento de la oferta, que proviene tanto de personas que se han marchado al extranjero como de familias enteras que han bajado de clase social y nivel de vida, en medio de una aguda recesión que ha empujado a miles por debajo de la línea de pobreza.
El mercado pues está en manos de los compradores, que son quienes fijan los precios definitivos.
“El mercado de ventas está saturado debido a que no hay compradores”, explica una agente inmobiliaria. “Hay muchos inmuebles cerrados y los precios han bajado considerablemente”, agrega.
En el mercado proliferan las ofertas de propiedades anunciados con rebajas de 30%, 40% y hasta 50%, por parte de firmas inmobiliarias cuyos corredores sufren ellos mismos la depresión y el descenso en su poder adquisitivo.
“El año pasado no logré completar ni una venta, sólo un par de alquileres, por unos 600 dólares mensuales”, señaló una operadora.
La mayor distorsión de precios del mercado viene determinada por el propio precio del dólar paralelo, ese dolor de cabeza que hace estragos en toda la economía.
En los últimos meses, el precio de la moneda estadounidense se ha disparado desde unos 900 bolívares a mediados de 2016 hasta 3.580 esta semana, tras haber pasado por los 4.238 a comienzos de diciembre y 4.538 el 30 de noviembre.
En la medida en que sigue subiendo, va minando la capacidad adquisitiva real y el valor de los activos afincados en el país.
Por el tercer trimestre de 2016 era posible encontrar apartamentos en zonas más tranquilas de Caracas, como Los Palos Grandes, en el municipio Chacao, por unos 100 millones de bolívares, es decir, en torno a $1.000 de la época el metro cuadrado.
Ahora, a comienzos de este 2017, para que el propietario aspirara conseguir el mismo monto en divisas, tendría que vender por encima de los 350 millones de bolívares.
Mientras, toda la economía intenta ajustarse a la nueva realidad de un dólar paralelo que es marcador desde los precios del azúcar y la pasta, hasta de los dientes postizos.
Esta macrodevaluación que se ha sumado como un fardo a una economía ya postrada, desalienta a compradores y a vendedores, pues ningún lado tiene margen de maniobra para adaptarse y lo único seguro es la incertidumbre.
“Los precios después de las grandes devaluaciones caen en su valor en dólares, pero en este último percance también cayeron en bolívares incluso”, explica González, de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela.
Con la inflación tan elevada en Venezuela eso “es paradójico”, señala. “Pero sencillamente se debe a la extrema pobreza en la cual hemos caído y ha caído la clase media fundamentalmente”, agrega.
“Hay un componente adicional: el exceso de oferta de las viviendas de la gente que se está yendo. Con esa platica pensaban arrancar en otro lado. Pero al aumentar la oferta y caer la demanda los precios tienden a caer”, agrega.
En un mercado sin liquidez ni profundidad, inundado por la oferta y sin opciones de financiamiento, el capital familiar y ahorro de toda una vida representado en una propiedad inmobiliaria también rueda por el suelo.
“Nos estaban ofreciendo un precio ridículo en dólares”, señala una profesional que se mudó a México hace ya cinco años.
Su apartamento, de materiales de primera, ubicado en una urbanización exclusiva del sureste de Caracas permanece cerrado. Estuvo un tiempo alquilado con opción a compra, pero por alguna razón no prosperó el negocio, por lo que ahora la familia tiene que encajar la carga de tener este activo inmovilizado mientras se disparan en bolívares los costos de mantenimiento, desde el pago del condominio del edificio, hasta las pólizas de seguros y servicios.
- El mercado está estrangulado -
Al problema actual de exceso de oferta en medio de una recesión se añade que no hay financiamiento de ningún tipo.
El crédito de política oficial que establece el gobierno a partir de ahorros de los propios trabajadores no alcanza para cubrir ningún precio. Financia hasta 20 millones, con lo que en Venezuela no se compra nada.
La banca financia hasta 40 millones –tal vez el costo de un muy pequeño apartamento en una ciudad dormitorio- pero para acceder a un crédito así hay que tener “ingresos fabulosos”, señala González. Y la gente que tiene esos ingresos no quiere ese tipo de propiedades.
“El mercado no se ha multiplicado al mismo ritmo del dólar negro. Por supuesto ha aumentado, pero no se han podido multiplicar porque es un mercado lento que no puede ir a los avatares de DolarToday” (la página web convertida en referencia del dólar paralelo), dice este experto.

Aunque muchos compradores puedan no creerlo, según González los precios en Venezuela se mantienen muy rezagados respecto a los precios internacionales.

“Aquí puedes conseguir viviendas nuevas, a estrenar en 400 dólares el metro cuadrado. Eso ni lo sueñas en países parecidos al nuestro, como Colombia o Perú”, dice González.

Esta realidad desdice la tesis de agentes del mercado que llegaban a pedir por metro cuadrado en Caracas valores comparables a los de Madrid o Nueva York, lo que lleva a algunos analistas a pensar si no es que se trata de una burbuja que estalló junto con el colapso de toda la economía.

“No puedes pretender vender el metro cuadrado en Caracas, la segunda ciudad con más asesinatos en todo el mundo por cada 100 mil habitantes, al mismo precio que en Madrid. No tendría ninguna racionalidad”, comentaba un economista al describir las distorsiones locales.

“El problema es macro, del sistema. Simplemente al mantener una inflación como la que tenemos el mercado se vuelve loco. No hay manera de verlo de forma objetiva”, explica por su parte González.

“Diría que la situación es inmanejable porque no tenemos mercado primario de viviendas. Las nuevas no existen. El sector privado no está construyendo ni el público. Al no haber mercado las condiciones las fijan los propietarios y ese mercado se ha agotado por la falta de demanda”, resume.

“Lamentablemente pasa todos los días: vemos gente que ha liquidado su propiedad a la mitad del valor de lo que aspiraba porque simplemente necesitan el dinero”, señala.
Hay otro fenómeno creciente, el de personas y familias que están liquidando sus inmuebles no para irse del país sino para quedarse, vivir arrimados o en un lugar más pequeño para sobrevivir y seguir comiendo.

“Es gente que está bajando de clase social y nivel de vida para poder sobrevivir. Estoy hablando de profesionales universitarios. Son casos recurrentes”, revela.

En medio de las dificultades, los vendedores están hasta aceptando bolívares, para arreglárselas como puedan y buscar sus propios dólares o tratar de proteger cuanto antes el capital, confirmaron fuentes del mercado, además del propio González.

En medio de esta tormenta perfecta del sector inmobiliario, hay gente vendiendo paraguas.

“Hay mucha gente haciendo el peor negocio de su vida, pero otros el negocio de su vida, comprando a precios históricamente muy bajos a los cuales no se puede construir hoy porque no alcanza. Si alguien tiene posibilidad de invertir alguna platica están haciendo buenos negocios”, señala González.

fuente: elestimulo
Primero que todo hay que decir que hay “deudas buenas y malas”
Las malas son aquellas que hipotecan nuestro futuro, Cuanto te endeudas a una tasa por decir algo del 20%  y colocas ese dinero y colocas en un negocio que produce el 10% es una deuda mala

Por el Contrario si es del 10% y ese dinero lo inviertes en un negocio que genera el 30% es un pasivo bueno

Las deudas en si no son malas como tal, pero si hay que poner mucho cuidado de qué hacer con ese dinero en materia de inversiones, negocios de tal manera que constituya un apalancamiento bueno y no siempre que hipotequen nuestro futuro

El Problema de la mayoría de las personas prestan un dinero, y este no lo ponen a rentar de una manera adecuada, entonces terminan pagándole más a una institución financiera que aquello que le genera en materia de valorizaciones de su patrimonio

Hablemos de 2 tipos de inversiones que estuvieron de moda: Comprar un carro o comprar un apartamento, obviamente que ya al sacarlo de concesionario ya se pierde alrededor de un 20%, mientras tanto al comprar una vivienda por ende se va a valorizar

Todo depende de que se haga con el dinero que le prestaron a usted via deuda

Siempre que se va a montar un negocio hay que partir de 3 puntos básicos:

1.- ¿Qué me gusta hacer?
2.- ¿Qué sé hacer mejor que los demás?
3.- ¿Qué necesidad hay por satisfacer?

Muchos negocios fallidos simplemente se producen porque no consultan esas 3 cosas, la falta de dinero es la consecuencia de algo.


Hay muchas necesidades en el mundo de distinta índole, Ud. cual es la que satisface?
Hay que cambiar la cultura de espero un dinero para poder arrancar a “Que doy yo primero” para luego recibir, si yo resuelvo un problema, ayudo a resolverlo, satisfago necesidades el dinero me va a llegar y hay si se puede empezar a montar un Negocio.

Hay personas que van de tumbo en tumbo, no les funciona nada ¿Porque? Le preguntas es lo mejor que sabes hacer y te contentan tajantemente que “NO”

Para mas Información puedes ver el este video:


El economista Alexander guerrero explica que ya no se compra nada con el billete de 100 bolívares, así mismo explica que el billete de 500 cuando llegue a las manos de consumidor nos vamos a conseguir que va a tener menos de poder de compra de cuando lo anunciaron,  nos encontramos camino a una hiperinflación si no se corrige los problemas estructurales y es urgente un subsidio financiero

El 2017 se estima entre 700 y 1000%, el salario mínimo son como 23 dolares, la economía se viene contrayendo desde el 2013 un 25% de su tamaño, las deudas han crecido de manera exorbitante

Que pudiera pasar?

1.- Problemas de pago de deuda
2.- Presión sobre el dólar
3.- El bolívar cada vez con menos poder de compra


A pesar que el 2016 no fue nada fácil en material económica para los Venezolanos, tampoco será sencillo lo que tendrán que afrontar este 2017, Jesus Casique estima la inflación de este año en más de 2000%, lo que señala el poder de compra, el experto explica que ya son 3 años en caída libre, son 12 trimestres cerrando con cifras negativas.
Mientras tanto las estimaciones del Fondo monetario internacional es de 2200%, las expectativas no son nada alentadoras, si el gobierno no toma las decisiones adecuada para mejorar la situación

El alcalde del municipio Pedro María Ureña, Alejandro García, expresó que las casas de cambio son “un engaño más para el pueblo y no han tenido ningún efecto sobre la tasa de cambio que se maneja al otro lado de la frontera, donde un bolívar vale menos de un peso”.

“Tengo noticias de que el bolívar está a 0,85 pesos, es decir vale menos de un peso. Hace poco cambiaban un bolívar por un peso, pero ahora está más bajo”, señaló. El alcalde refirió que la apertura de las casas de cambio no ha funcionado porque “el Gobierno quería recoger 120 millones de pesos diarios por la venta de gasolina venezolana en las estaciones de servicio, y pensaba montar una banca con los pesos que percibiera; esa banca  supuestamente iba a destrozar las casas de cambio de Cúcuta, pero ante la negativa de Colombia de abrir el paso de vehículos para que compraran en pesos la gasolina venezolana, se cayó el negocio”.    

En Ureña no hay ninguna casa de cambio, dijo García, “y es una utopía, una mentira de parte del Gobernador estar haciendo propaganda a una casa de cambio que no existe, por lo menos en Ureña no existe”. Aunque  hay mucha gente interesada en hacer uso de las casas de cambio por el precio al que se ofrece el bolívar, consideró que solamente las roscas del Gobierno son las favorecidas. “El ciudadano común y corriente, el que gana sueldo mínimo no tiene acceso, porque la página de Italcambio no abre, es una mentira”.

El alcalde consideró que una manera de recuperar el precio del bolívar en la frontera es estableciendo un acuerdo entre los gobiernos de Colombia y de Venezuela, en primer  lugar, para abrir totalmente la frontera, vender gasolina en bolívares a los ciudadanos colombianos como siempre se ha hecho en las estaciones internacionales de servicio que antes se llamaban Safec y dejar que el precio de las divisas lo establezca la oferta y demanda del mercado.

-Si nosotros abrimos la frontera -añadió García-, tenemos la oportunidad de que vengan ciudadanos colombianos a comprar  en pesos los productos que se producen y venden en   Ureña y San Antonio. Aquí toda la vida el colombiano venía y pagaba en pesos o había operadores cambiarios que hacían la conversión, entonces había un circulante de moneda colombiana permanentemente en la frontera venezolana, o cualquier persona tenía pesos  en su casa y los utilizaba ya fuera para cambiarlos por bolívares o para ir a Cúcuta a hacer mercado.

Reiteró que una manera de recuperar el valor de la moneda venezolana es abriendo de manera inmediata los puentes internacionales, sin condiciones, y que se venda gasolina a precio internacional, pero en bolívares.

Asimismo, manifestó la necesidad de que se abran nuevamente las agencias de los Operadores Cambiarios Fronterizos en Ureña y San Antonio, que desde hace años han existido y funcionado legalmente, prestando servicio a la comunidad.

–Sin embargo, el Gobierno ha venido acabando con todo: expropiaron el Central Azucarero de Ureña hasta que lo acabaron; expropiaron el Hotel Aguas Calientes y también lo acabaron y así sucesivamente a todo lo que le pone la mano lo destruye, porque es gente que  quiere  acabar con la economía del país y no le importa si alguien está produciendo o no, simple y llanamente lo que quiere es ponerle la mano a todo lo que produzca dinero-  dijo finalmente

fuente: lanacionweb

El Economista alejandro grianti confirma en su cuenta de twitter que se espera una tasa de cambio en el mercado paralelo 3 veces por encima del nivel actual, mientras tanto Angel Garcia Banchs explica que es urgente la implementacion de la unificacion cambiaria en el corto plazo para evitar una Hambruna

El economista y experto luis Vicente león expone su punto de vista en su cuenta de twitter
  • La única manera de que el mercado cambiario se estabilice es que esté abierto y todos los demandantes puedan comprar sin restricción alguna.
  • Si se crea un mercado en el que no se puede atender la demanda y se restringen compradores y/o cantidades, el resultado es exacto al actual.
  • El mercado negro es el resultado automático de la imposibilidad que tienen los demandantes de obtener sus divisas en un mercado
  • Sólo desaparece el mercado negro cuando se sincera el tipo de cambio y fluctúa, abierta y legalmente, de acuerdo a la oferta y la demanda. Mercado restringido.
  • El mercado negro es una consecuencia negativa, perversa y manipulable del control cambiario, que se resuelve abriendo el mercado.
  • El impacto de la devaluación negra sobre los precios internos ya ocurrió parcialmente. Una apertura hoy tendría parte de costos cubiertos.
  • Es mejor que el gob cree subsidios directos en Bs a la pob más pobre y no mantener subsidios en $ que distorsionan la economía y crean escasez.


El economista Venezolano Angel Garcia Banchs explica que hay hechos que están presionando con mucha fuerza un cambio de la política económica para controlar la inflacion, así mismo dice que no van a tener otra opción que ya acabar con esa práctica de que el mercado cambiario este fuera de Venezuela, ignorar esa situación mientras prevalece un dólar a 10 bolívares, el economista nos comenta que el gobierno tendrá que levantar el de 10 Bsf., es decir subirlo en las próximas horas o semanas; porque delo contrario iremos a un proceso de hambruna innecesario, ya que es un país con recursos naturales y pasar del hambre a la hambruna



Según estudios realizados el tipo de cambio promedio en los anaqueles es de 1400 Bsf., si esto llegase a cambiar a las cotizaciones del paralelo; Pasamos de hambre a hambruna sin necesidad por el solo divorcio de lo que existe en la frontera y la realidad Venezolana.

Existe la necesidad de ir a la Unificacion Cambiaria pero no se concreta debido a que hay grupos sin lugar a dudas están haciendo dinero a costa de 30 millones de personas, hay mafias que acceden a tasa preferencial y esto se debe acabar


Segun el econista Alejandro Grisanti, No hay Cambio de rumbo economico, explica en su cuenta de twitter que el gobierno nos hipoteca y desafortunadamente  en las proximas semanas se espera seguramente una devaluacion