Noticias y Precio real del dolar paralelo hoy en Venezuela
Estudiando las graficas referenciales que manejamos para llevar el seguimiento del valor del billete verde Venezolano, es muy factible el cambio de tendencia ya que los tenedores no están vendiendo a los valores actuales, mientras tanto la grafica 1 explica que la línea azul cruza la línea de la media móvil traduciéndose claramente en un cambio de tendencia y confirmándose por la grafica 2 donde los valores actuales del dolar se encuentran por debajo de la media línea roja, por ende se considera un precio barato para los compradores






Grafica 1:

 Grafica 2:

Ecoanalítica estima que la economía se contrajo 16,7% el año pasado

By Jesús Hurtado on 13 marzo, 2017 / Comentarios desactivados en Ecoanalítica estima que la economía se contrajo 16,7% el año pasado

La firma de análisis financiero Ecoanalítica estimó en 16,7% la contracción de la economía en 2016, datos mucho peores a los estimados inicialmente y que señalan que en los últimos tres años e tamaño de la economía nacional se redujo 24,5%.


“La revisión de nuestras estimaciones resalta valores aún más alarmantes. El 2016 cerró con la materialización de la crisis más severa que haya enfrentado el país”, señala la empresa en su informe semanal.

Según la data, la actividad no petrolera se contrajo 18,6%, lo que implica una variación negativa acumulada de 25,6% en el período 2014 – 2016, mientras que la actividad petrolera retrocedió 12,5%, unos 11,6 puntos porcentuales (pp) más que en 2015 y 16,9% desde el año 2014.

sectores
Al analizar el comportamiento de los distintos sectores, se tiene que todos experimentaron fuertes retrocesos, liderados por la construcción (-47,2%), seguido de comercio (-36,9%), banca y seguros (-32,8%), transporte (-25,8%). Los únicos sectores que sufrieron una contracción de una cifra fueron agua y electricidad (-7,2%), minería (-3%) y servicios de gobierno (-2,1%).

Sobre el consumo, la firma señala que la caída fue de 16%, el más fuerte retroceso del que se tenga registro en décadas, cifra que es 9,3 puntos porcentuales más baja respecto al 6,3% de caída vivido en 2015.

“Con respecto al consumo privado, calculamos que se contrajo 15,4%, unos 7,6 puntos más que lo visto en 2015. En términos de valores acumulados, el consumo privado presenta tres años consecutivos de contracción (-24,6%), mientras que el público exhibe dos años consecutivos en baja (-19,9%)”, destaca el informe.

ConsumoEcoanalítica también señaló una caída de la inversión pública de -46,2%, muy superior a la baja de  -14,4% observada en 2015. El acumulado en los últimos cuatro años es de -65,2%.

A su vez, la inversión privada experimentó una contracción de -21,1% para un acumulado de -57,7% desde 2014.

Ecoanalítica estima que en la medida que no se hagan los correctivos necesarios y se prolongue la caída de la producción, mayor es la posibilidad de que la depresión económica continúe.

“Estadísticamente podríamos esperar un crecimiento económico positivo para 2017. No obstante, si no se logra estabilizar los niveles de producción es probable que la actividad económica refleje una variación negativa cercana a 3,0%”, concluye el informe.

con informacion de Descifrado

El dia  de mañana 15-03-2017  se debe cumplir con el compromiso de pago de deuda del cupon Venz 27, la cual el gobierno debe desembolsar 185 millones de dólares por tal concepto, el próximo pago quedaría para el final de mes por un monto de $ 43.750.105, quedando asi lista con los compromisos del mes de marzo y esperando el próximo pago para el mes de abril donde se deberá desembolsar 2.814 millones de $ en el pago del bono soberano y Pdvsa en tanto en cupones como capital




Luego del comportamiento de la cotización actual, se estudian las variables para sacar la conclusión de que está pasando con el Dolar en Venezuela


Grafica de 15 meses, aplicando la regresión lineal y tomar en cuenta el grado de coeficiente de determinación y así poder estudiar el grado de exactitud de la misma

La tasa se viene ajustando en relación a los meses anteriores de la subida tope, cuando llego a su punto máximo de 4500 por unidad, la grafica arroja un valor de coeficiente de determinación igual a 0,69, este coeficiente es de 0 a 1 tomando en cuenta que mientras más se acerque al 1 más exacto es el análisis, luego buscando otros datos; Calculamos la Media Móvil semanal y asi tener una idea de cuando inicia cambio de tendencia


Conclusion: En la grafica podemos observar la media móvil expresada de color rojo mientras tanto el precio actual es la línea de color azul actualmente están separadas la cual indica que la tendencia bajista puede continuar, a pesar de que el precio se encuentra por debajo de valor promedio, tal como lo refleja la grafica siguiente

El economista  Asdrúbal oliveros sigue apostando a la presión  que tendrá al alza el precio del dólar para el próximo mes de abril, así mismo el experto explica que va a subir con fuerza ya que los pagos de deuda van a exacerbar la escases de divisas debido a que para el próximo mes el gobierno debe desembolsar 2.814 millones de $ en el pago de bonos soberanos y Pdvsa en cupones y capital


Así mismo Alexander guerrero explica el escenario para el 2017 debería cerrar con una cotización de 12.850 por $


Recomendaciones del economista asdrubal oliveros, acerca de que puede pasar con el dolar paralelo en los proximos dias:

Explica que mientras no se resuelvan los desequilibrios macroeconomicos en el pais, no se podra ver una sostenida baja del mismo, al contrario recomienda comprar a estos precios y aprovechar la bajada de la tasa ya que segun su criterio es momentanea


Cifras de Ecoanalítica revelan que la liquidación de divisas al sector privado cerró durante el primer mes del año en $8,8 millones diarios, lo que coloca la cifra en los mismos niveles de 1990. el economista Asdrúbal Oliveros destaca que el gobierno aún tiene margen de maniobra para no ejecutar ajustes, mientras que su colega Pedro Palma destaca preocupación sobre una importante baja en la demanda de productos no regulados.

pesar de las pocas expectativas que tiene Ecoanalítica sobre un aumento importante de los ingresos en divisas para este año, su director sostiene que el gobierno aún tiene margen de maniobra para evitar los ajustes macroeconómicos que requiere Venezuela y para cumplir con sus compromisos de deuda externa.

Asdrúbal Oliveros calcula que el ingreso en divisas para 2017 alcanzará alrededor de 22.000 millones de dólares, además de los acuerdos de financiamiento que logre con China.
Indicó que el gobierno cuenta con $12.900 millones en diferentes activos distribuidos en fondos extrapresupuestarios ($1.900 millones), reservas internacionales operativas ($2.000 millones), oro monetario ($7.800 millones), los Derechos Especiales de Giro en el FMI ($1.200 millones) y bonos de deuda de Pdvsa y de la República en manos de entes estatales. Así como una serie de activos en el exterior que suman $29.000 millones.

“Con todos estos recursos disponibles, es baja la probabilidad de un impago o default en abril cuando se tiene que cancelar $2.967 millones en bonos. El chavismo va a posponer los ajustes mientras le quede algo en la olla, ellos siguen la estrategia de raspado de olla”, afirmó durante el foro “Venezuela aterrizando en 2017″, organizado por la consultora.
“Los dólares van a seguir siendo escasos en 2017″, debido a que no se vislumbra una mejora en la producción petrolera venezolana. “Sin embargo, ya no es posible recortar más importaciones”, señala el director de Ecoanalítica.

Estas palabras fueron el preámbulo para revelar que durante el pasado mes de enero, se observó una caída dramática de las importaciones ejecutadas por el sector privado. De acuerdo a las cifras suministradas por Ecoanalítica, las divisas liquidadas al empresariado sumaron 8,8 millones de dólares diarios, de las cuales, $6,1 millones se suministraron a través de Cencoex al tipo de cambio protegido (Dipro) y $2,7 millones por el Simadi.

Resaltó Oliveros que este monto se coloca a la par de las importaciones de 1990. En comparación al mes de enero de 2016, el recorte de las divisas fue de 72% cuando durante ese período se suministraron $31,8 millones diarios.

“La caída de las importaciones en enero son preocupantes. Estamos llegando a un límite muy peligroso para el Ejecutivo, seguir recortando importaciones, ya que genera más inflación y escasez”, dijo el economista.

Sostiene igualmente que las importaciones con divisas propias que representaron un tercio del total ejecutado por el sector privado durante 2016, bajarán durante el primer trimestre de 2017. Explica que la estructura regulatoria en materia cambiaria impide que esa proporción se incremente, “además que resulta complicado indexar el tipo de cambio paralelo a los precios finales de los productos.


- Caída de la demanda -
La recesión económica y la alta inflación son las principales causas de la reducción del consumo en la población venezolana, que se observa desde comienzos del año.

El director de Ecoanalítica, Pedro Palma, indicó que sectores empresariales e industriales reportan una caída significativa de la demanda, lo que empeora la situación financiera de las empresas.

La consultora revela una contracción promedio de la demanda y de ventas de entre 30% a 50% en bienes no regulados; así como una baja de 65% en el rubro de licores, de 70% en vestido y calzado y de 40% en el sector entretenimiento, específicamente en entradas de cine, entre otros.

Esto significa una desmejora del consumo privado con respecto a 2016, cuando finalizó en alrededor de 25%.

“Ya no sólo se observa una baja en la producción en la industria alimentaria, principalmente, sino también una contracción sumamente importante en la demanda”, señaló Palma.

Entre las estimaciones para este año, prevén una inflación de 850% y un alza en los precios de 2.000% para los productos no regulados (inflación subyacente), lo que supera el 1.330% que tuvo en 2016.

Mientras que la previsión para la actividad económica a finales de este año fue objeto de una revisión por parte de Ecoanalítica, al pasar su proyección de caída de 11% a 15% del Producto Interno Bruto (PIB).


Con información de elestimulo
La pregunta que da pie a este artículo es recurrente para cualquier analista o investigador que siga la coyuntura en Venezuela. Es una pregunta “fija” al terminar una presentación sobre el entorno económico en Venezuela. ¿Cuándo termina esto? ¿Hasta cuándo aguanta?

Justamente por ser una pregunta común es que su respuesta no es sencilla y tiene diferentes aristas al ser abordada. Aquí hablaremos del contexto económico, aunque el mismo no puede desligarse del escenario político.

Lo primero es no caer en la tentación del optimismo fácil, ese del estilo de la “autoayuda”:

Venezuela vive un proceso complejo cuyo desenlace no es algo fácil de prever y cuyo ciclo tiene todos los elementos para ser largo y complejo. Soy un convencido que Venezuela vive un proceso de transición política, pero es un proceso lento, más lento de lo que la mayoría de los venezolanos estamos dispuestos a tolerar. Y este es el primer elemento que hay que internalizar.

Quien opere en Venezuela tiene que diseñar una estrategia de “resistencia” para el corto, mediano y largo plazo. Así el tema no es tanto ¿hasta cuándo? Sino ¿cómo puedo resistir y surfear un contexto tan complejo? Es una pregunta que no solo deben hacerse los estrategas empresariales sino también en el seno de las familias, e incluso a título personal.

Segundo, para entender el ¿hasta cuándo? Hay que internalizar otra pregunta clave: ¿por qué el chavismo mantiene un modelo invariable en sus grandes líneas? La respuesta tiene elementos de diversa índole. Acá solo me voy a referir al económico – financiero: principalmente, porque todavía no se han quemado todos los cartuchos o en criollo, porque todavía hay margen para raspar la olla, esto es, liquidar activos o seguir corriendo la arruga.

En la medida que el chavismo pueda obtener (o sacar) recursos para cerrar la brecha externa, va a seguir postergando los ajustes, que no son sencillos y que además les genera serios riesgos en el campo político y/o a lo interno de la coalición que gobierna.

Desde 2012, el flujo de caja en divisas del Estado venezolano es deficitario. Y ya estamos en 2017 con otro déficit en frente que podría fluctuar entre $12,6 mil millones y $6,4 mil millones, dependiendo del nivel que alcance la cesta petrolera. Esta especie de “déficit externo estructural” ha sido financiado a través de un cóctel explosivo que incluye: recorte de importaciones, liquidación de activos y endeudamiento. Más allá del costo, les ha funcionado. Sin embargo, los recursos no son finitos y los recortes tienen un límite.

De cara a 2018, ya la posición de activos a liquidar se reduce considerablemente y la capacidad para seguir recortando importaciones parece haber llegado a su fin. Esta perspectiva financiera ofrece una primera aproximación del ¿hasta cuándo?: más allá de 2017, es muy difícil para el chavismo continuar con este tipo de ajuste porque ya los recursos se agotan. Por supuesto, asumiendo que un alza inusitada del precio petrolero no se avizora en el horizonte.

Tercero, entra en juego la economía política. Es claro que el chavismo no es una unidad monolítica, sino más bien una amalgama de facciones, con intereses diversos. Nicolás Maduro, a diferencia de Hugo Chávez, ha tenido dificultades para controlar estas facciones.

De hecho, durante la gestión de Maduro esas facciones han ganado autonomía, operando con discrecionalidad en variados ámbitos. Este punto lo comento porque estoy convencido que una de las razones por la que el chavismo no ha podido estructurar un ajuste que permita hacer viable la situación económica tiene que ver con el esquema de reparto de rentas entre las facciones. El caso más evidente, pero no el único, es el ámbito de la política cambiaria.

Así que el tema del ¿hasta cuándo? también tiene que ver con la capacidad que una facción logre imponerse con fuerza sobre el resto. Hasta ahora eso no ha ocurrido, y las facciones en pugna miden con mucha cautela los pasos a dar, para no ser desplazadas o neutralizadas, como ha ocurrido con algunos grupos en el pasado reciente y no tan reciente también. Por supuesto, esto conlleva un riesgo: ¿qué pasa si la facción triunfante es la más radical? Entonces allí la dinámica cambia. Soy de la opinión que las facciones más pragmáticas podrían desplazar a los radicales, por la dinámica interna y la situación de la economía. Pero esto está lejos de ser una certeza.

Así, la próxima etapa que veo en esta transición que avanza en Venezuela es un proceso de decantación (y/o depuración) a lo interno del chavismo, donde una facción se fortalezca y tenga capacidad para realizar reformas más profundas que busquen darle viabilidad al modelo. Por supuesto, esta situación es dinámica.

Hay muchos factores imponderables que pueden atrasar, acelerar o abortar este proceso. Pero en la estrategia trazada por el chavismo está retener el poder y esto pasa en el mediano plazo por realizar cambios que hoy lucen imposibles. Veremos.


Hay algo más grande que la pobreza y es acostumbrarse a ella, hoy explicaremos “como hacer dinero”, como aprovechar todas las posibilidades que están a nuestro alrededor, hay múltiples temores que una persona progrese financieramente y consiga dinero

El temor que hay que tener es a la autopista recta, a que todo siempre este derecho; es el momento donde las personas se duermen. Asi mismo hay que tratar de depender de un Salario ya que te hace altamente vulnerable dado que si te despiden que va a pasar con tus fuentes de ingresos?.Otro punto importante es no tener un “propósito de vida”



La prioridad debe ser realizar algo bien que impacte a muchas personas y el dinero será solo una consecuencia de eso que estás haciendo bien de este modo una idea de negocio puede ser los negocios online rentables , “impacta a millones y te llenaras de millones”

El Miedo es el papa de la zona de confort, la mayoría de los empleados no son ricos, ya que les importa mucho la estabilidad, la quincena esa goterita y eso tiene un precio y el que se paga es muy grande

Hábitos para hacer o ganar dinero:

1.- Buscar nuevas fuentes de ingreso
2.- Ojo con los consejos que nos dan para progresar financieramente de muchas personas (amigos y familiares) que no han tenido éxito del punto de vista financiero, ya que en muchos casos lo que hacen es perpetuar la condición de pobreza de toda la familia entera
3.- Cambia tu forma de ser, no haces nada con tener dinero pero tu corazón esta vacio
4.- Si tu pareja no te ayuda a volar que despeje la pista
Que hace una persona en crisis donde todos lloran” por ejemplo “vendale pañuelos” que quiero decir? Que hay que buscar las “necesidades por satisfacer” para aumentar el flujo de ventas de un producto determinado

Videos Importantes relacionados con este tema

Video 1

Video 2



Venezuela ha entrado en un ciclo de escasez, estancamiento e inflación  que según analistas solo puede ser frenado con un cambio de modelo, la inflación del país es la más alta del mundo, según el experto banchs le puso el nombre de escantanflacion, nos encontramos en una escasez desbordada, la población ya no habla de cuanto necesitan para vivir si no para sobrevivir, su testimonio es por una crisis negada del alto gobierno, donde explican que lo que hay es hambre!


De acuerdo con el economista banchs mientras los pobres resisten el maremoto financiero en largas filas para poder comprar los productos a precios regulados a bajos precios, la clase media le hace jaque mate a sus activos (joyas, dólares) para subsistir, es decir para comprar alimentos y medicina. Este gobierno ha dejado una profunda crisis y pasara un buen tiempo para superarla, ya que el que tenía una casa, carros entre otros, los ha tenido que vender y  su clase social dirigida a cada vez ser mas pobre, asi mismo el que tenia sus hijos en colegios privados se han tenido que movilizar a los colegios públicos ya que no les da la base a la población para mantenerse en la misma situación que se encontraban antes
El mercado inmobiliario de Venezuela se ha desplomado en los últimos meses, con una caída superior al 30% en los precios de las propiedades en dólares y mucho más pronunciada en bolívares, en medio de una profunda depresión económica y una hiperinflación que han pulverizado el valor real de todos los activos en moneda local, según datos del sector.

M
iles de familias arrastradas por el colapso de la economía, o que sueñan con marcharse y establecer en el extranjero son las principales víctimas de este derrumbe al que ni siquiera se le ve fin en el mediano plazo, según expertos y testimonios de afectados.
La más reciente información de los precios anunciados en los principales portales de compra venta de inmuebles revela que durante el último trimestre de 2016 hubo un aumento promedio en bolívares del Precio Unitario Promedio (PUP) general de la oferta pública de apartamentos por metro cuadrado de 45%, comparado con el trimestre anterior, hasta Bs 2.396.000 el metro cuadrado en Caracas.

Además, hacia fin de año se produjo un agudo salto sin precedentes de 150%, para cerrar el año en Bs 3.567.000 en diciembre, según datos del mercado recopilados en el último boletín trimestral de la Cámara Inmobiliaria Metropolitana de este 13 de febrero, disponible para suscriptores.
Son precios referenciales de ofertas públicas de vendedores. “En ningún caso la Cámara Inmobiliaria Metropolitana fija o regula el mercado ni convalida ningún precio especulativo”, aclara el informe.
Hay una gran incógnita por resolver en el mercado: falta saber si a estos precios se están vendiendo estas propiedades mientras hay un empobrecimiento general de la población, según operadores.
Un detallazo para los cazadores de ofertas, en dólares hay una caída real de los precios. Incluso la hay en bolívares reales, descontada la inflación.
“Además, los precios reales del mercado están muy por debajo de eso, están entre un 15 y 20% por debajo de lo que la gente pide por sus propiedades. Estas publicaciones son solamente un resumen de la oferta publicada”, explica Carlos Alberto González, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela.
El aumento promedio del metro cuadrado ofrecido en un año fue de 88%, si comparamos el promedio del último trimestre de 2015 con el último de 2016. Es una cifra baja, pues la inflación en el país superó el 500% en 2016, según cálculos de economistas independientes.
Solamente el salario mínimo nacional en el año subió más de 120%.
- Una casa en la arena -
Para los propietarios esto es una tragedia porque ven cómo merma su patrimonio en una economía sumida en la peor depresión de su historia y con una moneda local, el bolívar, que se arrastra por las alcantarillas.
Al precio promedio del dólar en el mercado paralelo (el único al que podría acceder alguien dentro de Venezuela, ya sea en divisas o en productos) el Precio Promedio Unitario al cierre de diciembre equivalía a unos $1.048 por metro cuadrado.

En octubre, los Bs 1.422.801 por metro cuadrado equivalían a $1.188 medidos al promedio mensual del dólar paralelo.

Es decir, pese al aumento del 150% en bolívares, en realidad en el trimestre hubo una caída de 12% ($140) medida en dólares en el Precio Unitario Promedio del Área Metropolitana de Caracas.

Eso significa que si alguien logró vender a finales de diciembre un apartamento de 100 metros cuadrados, a lo que lo ofreció, aunque hubiera sido en dólares, dejó de percibir unos $14.000 en la transacción, comparado con lo que hubiera conseguido uno o dos meses antes.

“Muy probablemente alguien que esté pidiendo digamos 100 millones, se transe por 80, u 85 millones”, señala González.

La cuenta es peor si se mide el promedio de trimestre contra trimestre. Nos da una panorámica más dramática del mercado y de la caída estacional en términos reales de los precios y de las expectativas de los vendedores.
Los Bs 2.396.000 por metro cuadrado que promediaron las ofertas de venta de apartamentos en el último trimestre equivalieron a $1.049 por metro cuadrado.
En el promedio del trimestre anterior, los Bs 1.648.942 por metro cuadrado equivalían a $1.619.
Esto significa por ejemplo que una familia no logró vender en el tercer trimestre sino en algún momento del último, encajó una pérdida real de 570 dólares por metro cuadrado.
Gráfico elaborado por Carlos Alberto González, para un presentación, dónde se muestran las caídas puntuales en los precios que siguen a cada devaluación del bolívar. “Ahora ese fenómeno de ha hecho constante”, señala el experto.
Las cuentas propias muestran que si se trataba de un apartamento de 100 metros cuadrados, el vendedor dejó de percibir 57.000 dólares que le hubieran servido, mucho, en sus planes de instalarse en otro país, o de comprar un apartamentico más pequeño en Margarita ya que los hijos se le fueron al exterior. Eso, suponiendo que haya tenido la suerte de recibir lo que pedía.
Pero en realidad estos precios tampoco son taxativos. Hay un sostenido aumento de la oferta, que proviene tanto de personas que se han marchado al extranjero como de familias enteras que han bajado de clase social y nivel de vida, en medio de una aguda recesión que ha empujado a miles por debajo de la línea de pobreza.
El mercado pues está en manos de los compradores, que son quienes fijan los precios definitivos.
“El mercado de ventas está saturado debido a que no hay compradores”, explica una agente inmobiliaria. “Hay muchos inmuebles cerrados y los precios han bajado considerablemente”, agrega.
En el mercado proliferan las ofertas de propiedades anunciados con rebajas de 30%, 40% y hasta 50%, por parte de firmas inmobiliarias cuyos corredores sufren ellos mismos la depresión y el descenso en su poder adquisitivo.
“El año pasado no logré completar ni una venta, sólo un par de alquileres, por unos 600 dólares mensuales”, señaló una operadora.
La mayor distorsión de precios del mercado viene determinada por el propio precio del dólar paralelo, ese dolor de cabeza que hace estragos en toda la economía.
En los últimos meses, el precio de la moneda estadounidense se ha disparado desde unos 900 bolívares a mediados de 2016 hasta 3.580 esta semana, tras haber pasado por los 4.238 a comienzos de diciembre y 4.538 el 30 de noviembre.
En la medida en que sigue subiendo, va minando la capacidad adquisitiva real y el valor de los activos afincados en el país.
Por el tercer trimestre de 2016 era posible encontrar apartamentos en zonas más tranquilas de Caracas, como Los Palos Grandes, en el municipio Chacao, por unos 100 millones de bolívares, es decir, en torno a $1.000 de la época el metro cuadrado.
Ahora, a comienzos de este 2017, para que el propietario aspirara conseguir el mismo monto en divisas, tendría que vender por encima de los 350 millones de bolívares.
Mientras, toda la economía intenta ajustarse a la nueva realidad de un dólar paralelo que es marcador desde los precios del azúcar y la pasta, hasta de los dientes postizos.
Esta macrodevaluación que se ha sumado como un fardo a una economía ya postrada, desalienta a compradores y a vendedores, pues ningún lado tiene margen de maniobra para adaptarse y lo único seguro es la incertidumbre.
“Los precios después de las grandes devaluaciones caen en su valor en dólares, pero en este último percance también cayeron en bolívares incluso”, explica González, de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela.
Con la inflación tan elevada en Venezuela eso “es paradójico”, señala. “Pero sencillamente se debe a la extrema pobreza en la cual hemos caído y ha caído la clase media fundamentalmente”, agrega.
“Hay un componente adicional: el exceso de oferta de las viviendas de la gente que se está yendo. Con esa platica pensaban arrancar en otro lado. Pero al aumentar la oferta y caer la demanda los precios tienden a caer”, agrega.
En un mercado sin liquidez ni profundidad, inundado por la oferta y sin opciones de financiamiento, el capital familiar y ahorro de toda una vida representado en una propiedad inmobiliaria también rueda por el suelo.
“Nos estaban ofreciendo un precio ridículo en dólares”, señala una profesional que se mudó a México hace ya cinco años.
Su apartamento, de materiales de primera, ubicado en una urbanización exclusiva del sureste de Caracas permanece cerrado. Estuvo un tiempo alquilado con opción a compra, pero por alguna razón no prosperó el negocio, por lo que ahora la familia tiene que encajar la carga de tener este activo inmovilizado mientras se disparan en bolívares los costos de mantenimiento, desde el pago del condominio del edificio, hasta las pólizas de seguros y servicios.
- El mercado está estrangulado -
Al problema actual de exceso de oferta en medio de una recesión se añade que no hay financiamiento de ningún tipo.
El crédito de política oficial que establece el gobierno a partir de ahorros de los propios trabajadores no alcanza para cubrir ningún precio. Financia hasta 20 millones, con lo que en Venezuela no se compra nada.
La banca financia hasta 40 millones –tal vez el costo de un muy pequeño apartamento en una ciudad dormitorio- pero para acceder a un crédito así hay que tener “ingresos fabulosos”, señala González. Y la gente que tiene esos ingresos no quiere ese tipo de propiedades.
“El mercado no se ha multiplicado al mismo ritmo del dólar negro. Por supuesto ha aumentado, pero no se han podido multiplicar porque es un mercado lento que no puede ir a los avatares de DolarToday” (la página web convertida en referencia del dólar paralelo), dice este experto.

Aunque muchos compradores puedan no creerlo, según González los precios en Venezuela se mantienen muy rezagados respecto a los precios internacionales.

“Aquí puedes conseguir viviendas nuevas, a estrenar en 400 dólares el metro cuadrado. Eso ni lo sueñas en países parecidos al nuestro, como Colombia o Perú”, dice González.

Esta realidad desdice la tesis de agentes del mercado que llegaban a pedir por metro cuadrado en Caracas valores comparables a los de Madrid o Nueva York, lo que lleva a algunos analistas a pensar si no es que se trata de una burbuja que estalló junto con el colapso de toda la economía.

“No puedes pretender vender el metro cuadrado en Caracas, la segunda ciudad con más asesinatos en todo el mundo por cada 100 mil habitantes, al mismo precio que en Madrid. No tendría ninguna racionalidad”, comentaba un economista al describir las distorsiones locales.

“El problema es macro, del sistema. Simplemente al mantener una inflación como la que tenemos el mercado se vuelve loco. No hay manera de verlo de forma objetiva”, explica por su parte González.

“Diría que la situación es inmanejable porque no tenemos mercado primario de viviendas. Las nuevas no existen. El sector privado no está construyendo ni el público. Al no haber mercado las condiciones las fijan los propietarios y ese mercado se ha agotado por la falta de demanda”, resume.

“Lamentablemente pasa todos los días: vemos gente que ha liquidado su propiedad a la mitad del valor de lo que aspiraba porque simplemente necesitan el dinero”, señala.
Hay otro fenómeno creciente, el de personas y familias que están liquidando sus inmuebles no para irse del país sino para quedarse, vivir arrimados o en un lugar más pequeño para sobrevivir y seguir comiendo.

“Es gente que está bajando de clase social y nivel de vida para poder sobrevivir. Estoy hablando de profesionales universitarios. Son casos recurrentes”, revela.

En medio de las dificultades, los vendedores están hasta aceptando bolívares, para arreglárselas como puedan y buscar sus propios dólares o tratar de proteger cuanto antes el capital, confirmaron fuentes del mercado, además del propio González.

En medio de esta tormenta perfecta del sector inmobiliario, hay gente vendiendo paraguas.

“Hay mucha gente haciendo el peor negocio de su vida, pero otros el negocio de su vida, comprando a precios históricamente muy bajos a los cuales no se puede construir hoy porque no alcanza. Si alguien tiene posibilidad de invertir alguna platica están haciendo buenos negocios”, señala González.

fuente: elestimulo
Primero que todo hay que decir que hay “deudas buenas y malas”
Las malas son aquellas que hipotecan nuestro futuro, Cuanto te endeudas a una tasa por decir algo del 20%  y colocas ese dinero y colocas en un negocio que produce el 10% es una deuda mala

Por el Contrario si es del 10% y ese dinero lo inviertes en un negocio que genera el 30% es un pasivo bueno

Las deudas en si no son malas como tal, pero si hay que poner mucho cuidado de qué hacer con ese dinero en materia de inversiones, negocios de tal manera que constituya un apalancamiento bueno y no siempre que hipotequen nuestro futuro

El Problema de la mayoría de las personas prestan un dinero, y este no lo ponen a rentar de una manera adecuada, entonces terminan pagándole más a una institución financiera que aquello que le genera en materia de valorizaciones de su patrimonio

Hablemos de 2 tipos de inversiones que estuvieron de moda: Comprar un carro o comprar un apartamento, obviamente que ya al sacarlo de concesionario ya se pierde alrededor de un 20%, mientras tanto al comprar una vivienda por ende se va a valorizar

Todo depende de que se haga con el dinero que le prestaron a usted via deuda